5 trucos y tips para escalar mejor en la bici

 

Hoy vamos a dar algunos consejos para que tu experiencia subiendo en bici, sea lo mejor posible a la que tus cualidades como ciclista puedan llevarte. Estos consejo está pensado para MTB. 

 

1. Utiliza un pedaleo suave y armonioso.

Es lo que se denomina como pedaleo redondo, que no es otra cosa que pedalear lo más homogéneo posible a lo largo de todas la circunferencia que describe el pedal. A la hora de afrontar una subida, deberemos optar por desarrollos que nos permitan una alta frecuencia de pedaleo, a la vez que  una carga lo más baja posible. Podemos concluir que llevar un pedaleo erróneo, es poco estético, a la vez que tampoco produce buen rendimiento energético.

 

2. Levantarnos sobre el manillar, o andar parados sobre los pedales.

No hay duda que desde el punto de vista biomecánico es demasiado eficiente levantarnos del sillín, sin embargo no es menos cierto que al hacerlo cambiamos significativamente el tipo de esfuerzo, a la par que cambiamos los grupos musculares, permitiendo una repartición del esfuerzo en distintos grupos musculares.

 

3. Cambiar repartición de pesos y la posición sobre la bicicleta.

Bueno, creo que cualquiera que haya hecho algo de MTB por una subida bien dura, ya se habrá dado cuenta de lo delicado e importante que es no perder tracción sobre la rueda trasera. En este aspecto se debe de buscar un pedaleo los más redondo y armonioso posible. 

Para todos los casos anteriores, la práctica en casa con nuestra bici estática, de spinning o rodillo, será fundamental para ir afinando la pedaleada y experimentar con los diferentes ángulos de esfuerzo, al cambiar el modo de pedaleo, el centro de gravedad (más adelantado en el manillar, o más retrasado al tirarnos hacia el sillín).

 

4. Elegir adecuadamente el desarrollo de la bici.

No hay nada más ineficiente que un ciclista intentando mover un desarrollo con el que no puede. Y esto es aplicable a la escalada, pero se puede hacer extensivo al resto de disciplinas.


La ventaja de tener cambios en la bicicleta, es que podemos adaptar nuestras cualidades fisiológicas, desde el punto de vista de la biomecánica, metabolismo y prestaciones musculares. No debe importarnos montar un 28 de piñón si las rampas por las que debemos ascender así lo solicitan a nuestras cualidades como ciclista, nosotros debemos adaptar la técnica a nuestras capacidades personales.

 

5. Subir a nuestro ritmo.

La bicicleta y el ciclista está muy claro que son un deporte de mentes poderosas. Pero la escalada es una disciplina en la que el factor psicológico juega un papel muy notorio. 


Mentalizarnos en nuestro esfuerzo propio es uno de los factores mentales más importantes para un ciclista que afronte la disciplina de los “trepa muros”. En el ciclismo no cabe duda que es un esfuerzo para seres humanos de mente fuerte, pero en ocasiones lo importante es saber buscar nuestra propia “velocidad”, y olvidarnos de los demás. 

 

Fuente: Buen Pedaleo

Por Edson Salazar diciembre 02, 2016 0 Comentarios




Edson Salazar
Edson Salazar

Autor



Powered by Deblime Inc